Compartir

Rigidez, alimentación y Sheldon Cooper, ¿qué tiene que ver? Os preguntaréis.. excepto sus miles y miles de seguidores. Para ponernos en situación Sheldon Cooper es un personaje creado para la exitosa serie The Big Bang Theory, interpretado por el actor Jim Parsons.

Sheldon es un personaje muy peculiar, extremadamente rígido, con un montón de problemas sociales, es literal, metódico, perfeccionista… ¿os suena? Según la crítica Sheldon fue creado por un guionista cuyo hermano tiene Síndrome de Asperger y lo eleva a la máxima esencia pensando que la finalidad es dar visibilidad a la condición sin olvidar que la serie es en clave de humor.

Pues bien, como el personaje es muy conocido creo que es una buena idea ponerle como ejemplo para exponer una parte de la rigidez que se presenta en los TEA y que es muy común: las rutinas extremas.

Vemos como Sheldon rige su vida con una programación de horas y hábitos para todo, desde ir al baño a la misma hora hasta lavar la ropa todos los sábados por la tarde (no puede ser otro día ni otra hora). Con la comida actúa de igual forma. Los principales protagonistas se reúnen a menudo en un piso, que es la casa de Sheldon, y traen comida de los restaurantes para llevar y comerla en casa, casi siempre salvo alguna excepción, suele ser comida china, japonesa o thai.

En el Nivel 1  de nuestra formación en el Abordaje Integral de los Desórdenes de Alimentación en el Autismo explicamos qué son las conductas que denominamos como CARCELARIAS y en los siguientes niveles las resolvemos.

 

Ejemplo de Conducta Carcelaria – Nivel 1 ©COCINA ADAPTADA

 

 

RITUALES Y RUTINAS

 

La cuestión es que Sheldon tiene que comer todos los lunes a mediodía lo mismo, todos los lunes por la noche lo mismo, todos los martes el almuerzo es el mismo.. Y si un día cambia o un amigo le trae comida thai en vez de china, o comida china de otro restaurante chino distinto al que le “toca” todos los miércoles para cenar empieza el Apocalipsis.

Las salsas tienen que ser un desfile cool de “con”, “sin” (lactosa, azúcares, grasas..) porque también es hipocondríaco. Los complementos mismo desfile: aritos de esta forma, patatas de la otra.. porque también es hiperselectivo. Además nadie le puede tocar la comida porque si eso ocurre, no come.

 

 

Su lugar para comer (y para otras muchas cosas) también es el mismo: el primer asiento situado en la parte izquierda de un sofá tipo tresillo. Nadie se puede sentar en él excepto él, incluso, en algún episodio le ocurre algún desperfecto a “su sitio” y se inicia la 3a guerra mundial.

Tanto es así que un día una amiga decide hacer el desayuno, unas tostadas francesas, pero como no es el día que tiene programado y tocan copos de avena… ¡mirad mirad un extracto!

 

 

Pese a gustarle el olor… ¡a la basura!. No puede comerlas, no estaba dentro de su “programa”.

Aunque sea una serie televisiva esto pasa con mucha frecuencia y en este caso el personaje es un adulto pero vemos como muchos niños presentan esas conductas, o van camino a ello. Desde Cocina Adaptada trabajamos a fondo la rigidez para evitar que no lleguen a estos extremos haciendo especial hincapié en el trabajo con adolescentes. Y una vez más decimos con este claro ejemplo que no todo es sensorial, no debemos olvidarnos del autismo y de sus características nucleares para que nuestro trabajo sea efectivo al 100%.

Podéis ver nuestro calendario formativo aquí.

Y como no todo va a ser estresante, os dejo un vídeo de Sheldon cenando con su chica. Ella le prepara algo que le gusta mucho pero mucho. Y vemos otra conducta que se presenta, pero en este caso sí que mola 😉

 

 

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe en tu correo todas nuestras novedades, el calendario mensual, nuevas entradas del blog, recursos, nuevos estudios..

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest

¿Te gustó este post?

¡Comparte!

WhatsApp chat