Google Analytics
Compartir

En el artículo anterior, hablamos sobre los desafíos que enfrentan los profesionales y las familias que trabajan con niños y adolescentes con autismo cuando se trata de la introducción de alimentos nuevos. Ahora, profundizaremos en los errores más comunes y cómo evitarlos, así como cómo aplicar técnicas efectivas de entrenamiento para mejorar el proceso.

 

Errores comunes en la introducción de alimentos

 

Algunos errores comunes en la introducción de alimentos en niños con autismo incluyen:

1. Ofrecer el alimento como un plato único

Esto puede resultar abrumador para el niño y aumentar su resistencia a probar el nuevo alimento.

2. Presentar una gran cantidad del alimento

Una cantidad excesiva del nuevo alimento puede aumentar la ansiedad del niño y disminuir sus posibilidades de probarlo.

3. Mezclar el alimento nuevo con otros alimentos que le gustan al niño

Esto puede hacer que el niño rechace incluso los alimentos que solía disfrutar, ya que ahora están asociados con el alimento nuevo.

4. Ocultar el alimento nuevo

Si el niño se da cuenta de que se le ha «engañado» al ocultar el alimento nuevo, esto puede generar desconfianza y aumentar su resistencia a probar nuevos alimentos en el futuro.

 

Casos reales:

errores en la introducción de alimentos en el autismo

 

Caso 1: Sergio y los garbanzos

Sergio tiene una dieta limitada, principalmente de azucares y carbohidratos. Su madre, preocupada por su falta de fibra y problemas de estreñimiento, consulte a un nutricionista que le sugiere introducir legumbres, como garbanzos, en su dieta.

Procedimiento incorrecto:

  • Elegir una preparación con garbanzos como único plato.
  • La cantidad de garbanzos es alta.
  • La preparación es garbanzos con chorizo, ya que a Sergio le encanta el chorizo.
  • La madre de Sergio añade garbanzos triturados a la preparación para que «no se dé cuenta».

 

 

Caso 2: Pamela y el arroz

Pamela nunca ha comido arroz, pero en su cultura es un alimento esencial.

Procedimiento incorrecto:

  • Presentar a Pamela el arroz como plato único.
  • Un plato hondo desbordante de arroz.
  • El arroz tiene muchos ingredientes, como cerdo, frijoles, huevo, guisantes y maíz.
  • La comida fracasa, Pamela no come y su madre le ofrece arroz con leche, nuevamente arroz pero esta vez dulce y flotando en líquido.

 

Acciones posteriores: qué evitar

 

En muchos niños neurotípicos, se utilizan tácticas como:

  • Si no lo comes ahora, lo comerás en la cena.
  • Si no comes esto, no comerás nada más.
  • Hasta que no lo comas, no te levantarás de la mesa.

 

Sin embargo, estas tácticas no funcionan en niños con autismo y, de hecho, pueden empeorar la situación.

 

Estrategias efectivas para la introducción de alimentos en el autismo

 

Al abordar la introducción de alimentos en niños con autismo, es fundamental aplicar estrategias de entrenamiento en autismo y alimentación que sean efectivos y estén adaptados a las necesidades individuales del niño. Algunas estrategias incluyen:

1. Presentar el alimento de forma gradual y en pequeñas cantidades

Esto puede ayudar a disminuir la ansiedad del niño y aumentar sus posibilidades de probar el nuevo alimento.

 

Curso TEA 3

 

2. Usar platos compartimentados

Esto permite que el niño vea y explore el nuevo alimento sin que se mezcle con otros alimentos.

3. Fomentar la autonomía y la toma de decisiones del niño

Permitir que el niño elija qué alimentos nuevos probar y en qué orden puede aumentar su confianza y disposición a probar nuevos alimentos.

4. Establecer una rutina y un entorno adecuado para la introducción de alimentos

Esto puede incluir horarios regulares para las comidas y un entorno tranquilo y sin distracciones.

5. Asesoramiento de profesionales especializados en autismo y alimentación

Trabajar con profesionales capacitados en alimentación en el autismo y aplicar las técnicas correctas es de suma importancia para el éxito en la introducción de alimentos en niños con autismo.

En resumen, es fundamental evitar errores comunes en la introducción de alimentos en niños con autismo y aplicar estrategias muy específicas que sean efectivas y adaptadas a las necesidades individuales del niño. Esto puede mejorar significativamente el proceso de introducción de alimentos y ayudar al niño a desarrollar una relación más saludable y positiva con la comida. 

 

Cuando logras disfrutar con la comida de forma sana y natural tu vida cambia por completo

Susana París, creadora de Cocina Adaptada

Whatsapp Cocina Adaptada Autismo

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe en tu correo todas nuestras novedades, el calendario mensual, nuevas entradas del blog, recursos, nuevos estudios.

Revisa tu carpeta de SPAM porque necesitamos doble confirmación.

 

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest

¿Te gustó este post?

¡Comparte!

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?