Compartir
  • Las sensaciones de hambre y sed en el autismo deberían de ser un ítem incluido en todos los procesos de diagnóstico. Tanto en niñ@s como en adultos.

Una de las señales de alarma tanto en niños como en adultos autistas es la alteración de la sensación de hambre y/o de sed.

A multitud de niños se les tacha de «inapetentes» cuando en realidad el niño no tiene esa sensación o no la identifica, y no es lo mismo.

La ausencia de la sensación de hambre hará que tengan que ponerle la comida a diario, raramente pedirá alimentarse, mientras que si no la identifica podremos ver un niño o una niña que no para de ir al baño o de correr sin sentido, por ejemplo.

En la etapa adolescente esto persiste si no se trabaja de forma eficaz yse llega a cronificar en la vida adulta. Con la sensación de sed ocurre también.

Muchos niños no beben agua pese a la insistencia de las familias o profesionales que estén realizando intervención con ellos. Aquí también puede influir que la elección del recipiente no sea la adecuada a sus características.

Niños que no saben beber en vaso y solo aceptan las botellitas con adaptador, o que rechazan el agua pero si pueden ingerir otro tipo de líquidos, como jugos.

De nuevo esto puede persistir en la adolescencia y tener serios problemas en la vida adulta, la más evidente, la deshidratación.

Todos estas alteraciones en el sentido interoceptivo ligadas a las horas que pueden estar realizando una tarea que sea de su agrado y que requiera de cierto grado de concentración provocan que se olviden completamente de que tienen que comer y/o beber.

Las consecuencias pueden ser múltiples y una de ellas es que al haber estado tanto tiempo sin comer que vengan los temidos «atracones».

Si tampoco se tiene la sensación de saciedad, «estoy lleno» y le sumamos que la comida se realiza acompañados de un aparato que evita totalmente la conciencia de lo que se está haciendo, tipo tablets, ordenadores, televisores… la ingesta puede ser excesiva con consecuencias nada agradables..

Todos estos aspectos los trabajamos en nuestros programas de alimentación y están siendo una gran demanda. Se está avanzando mucho en la detección de las señales de alerta y eso está impactando muy favorablemente tanto en familiares como en profesionales.

Si notas cualquier señal arriba descritas no dudes en contactarnos.

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe en tu correo todas nuestras novedades, el calendario mensual, nuevas entradas del blog, recursos, nuevos estudios..

 
 Revisa tu carpeta de SPAM porque necesitamos doble confirmación. También puedes enviarnos un Whatsapp para recibir el boletín en tu móvil o celular!!
 
 

¡Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest

¿Te gustó este post?

¡Comparte!

WhatsApp chat